martes, 29 de enero de 2013

Ya lo compré... ¿Qué es lo que sigue?

Que levante su mano derecha toda persona que ha escuchado, leído y/o visto dentro de la publicidad de una compañía que ofrece productos y soluciones, que una vez que se adquiere el producto y/o servicio que nos están ofreciendo, todos nuestros problemas serán cosa del pasado.

Hay incluso algunas otras que se atreven a insinuar que si no les favorecemos con la compra del producto o servicio en cuestión, prácticamente el siguiente paso es la desaparición de la empresa o el personal de la misma.

Más específicamente hemos encontrado que existen marcas proveedoras de distintas ramas de las Tecnologías de la Información, que de manera algo chapucera siguen estas prácticas, sea de manera consciente o inconsciente. Sobre todo aquellas empresas que dicen proveer productos para Recuperación de Desastres.

¿Cuál es el problema de esto? Haciendo énfasis y poniendo cuidado de este rubro en particular, la Recuperación de Desastres (DR por sus siglas en inglés) más que un producto, más que un servicio es más bien una metodología y una solución que se adquiere.

Parece mentira el leer aún en trípticos, "brochures" y demás información que se distribuye de manera electrónica o impresa, frases como: -"...y con la compra de este producto Usted podrá tener Recuperación de cualquier Desastre de su Datacenter al alcance de un "click" del mouse"-.

En un mundo utópico y dentro de un ambiente tan perfecto y controlado como lo es una presentación de "Power Point" suena no solamente lógico sino que además hasta obvio, pero cuando se enfrenta todo este "blah-blah" con los rigores del mundo real, es cuando comienzan las desilusiones.

Recuperar todo un Datacenter de un desastre es algo que no se debe de supuestamente entender tan a la ligera. Para poner esto en contexto comencemos con la definición de lo que es un Desastre: -"...un desastre es un hecho resultado de la acción de la naturaleza o provocado por el ser humano, que afecta negativamente y desemboca con frecuencia en cambios permanentes en el ambiente productivo de las Tecnologías de la Información..."-. Lo anterior es una adaptación de un texto de Wikipedia.

A diferencia de una contingencia o de un incidente el Desastre tiene, como lo dice la definición, resultados permanentes. Así pues un terremoto, un incendio (accidental o provocado), una inundación, la entrada de un avión por la ventana, etc. son ya de por sí todo un Desastre.

¿Pero qué me dicen de aquellos actos humanos que la negligencia, la imprudencia y/o la mala fe dan por resultado un Desastre? Esos actos como el ataque de un virus, un hacker, etc. Todo esto también puede desembocar en un Desastre si da como resultado la destrucción parcial o total de el Centro de Datos y el contenido de éste.

Así de entrada entonces y solo para ilustrar más la presente entrada, imaginemos que por cualquiera de estas causas (u otras que se les ocurran). Ustedes por el momento y tal vez por un tiempo prolongado ya no pueden contar con los servicios del Data Center. Se pierde dinero por no poder operar con eficiencia pedidos, órdenes de compra, envíos, producción, etc.

Viene entonces el pánico y las preguntas de siempre: -"¿Por qué?, ¿Quién?, ¿De quién es la culpa?, ¿Por qué no se hizo?"-. Es entonces cuando se recuerda a esas personas que nos decían: -"...se requiere de contar con una Estrategia de Recuperación de Desastres"-.

Se define como Recuperación de Desastres a -"...el proceso, las políticas y los procedimientos que se relacionan con la preparación para la recuperación o el mantenimiento de la infraestructura tecnológica que es vital para una organización, después de una catástrofe natural o de origen humano.."-.

También es menester agregar que la Recuperación de desastres forma parte integral de la Continuidad del Negocio (Business Continuity).  A su vez la Continuidad del Negocio consiste en -"...la planificación para mantener todos los aspectos de un negocio en funcionamiento, en medio de los acontecimientos perturbadores, recuperación de desastres se centra en los sistemas informáticos o la tecnología que apoyan las funciones de negocio."-

Saltan entonces a la palestra palabras como Proceso, Políticas, Procedimientos, Negocio y Continuidad. Es prudente también agregar palabras como Metodología y Objetivo, que al final y con perdón de muchos quienes ofrecen Recuperación de Desastres, las olvidan junto con todas las demás que hemos enumerado en este párrafo.

Desde este momento ya podemos observar que ofertar DR al alcance del "click" de un mouse está fuera de toda realidad. ¿No lo creen? Y si a esto le sumamos que el factor humano dentro de la Metodología y el Plan de Recuperación de Desastres son el 80% de el éxito o el fracaso, la cosa se pone cada vez más interesante.

¿El factor humano? Sí. Al final quienes están a cargo y son responsables de cada paso de la operación de las Tecnologías de la Información, así como más aún de la Metodología, Plan y Estrategia de Recuperación de Desastres, somos los seres humanos.

Sin entrar demasiado en detalles y en toda la teoría que lleva intrínseca toda implementación de Recuperación de Desastres, debemos ver a ésta como el montaje de una gran obra de teatro. En ella cada uno de los actores debe de conocer perfectamente su rol, su papel, cuándo entrar, cuando salir, que decir, a quién decirlo, cómo hacerlo, qué hacer.

Como toda obra de teatro exitosa, la implementación de la Recuperación de Desastres debe de tener un libreto, un Director y obviamente contar con toda la utilería y el apoyo de el personal técnico dentro y fuera del escenario. Si todo esto se contrató con una empresa externa, entonces es necesario también tener conocimiento de cómo contactar al personal responsable de parte de esa empresa, así como también realizar ensayos.

¿Ensayos? ¡¡¡Claro!!! Ese es precisamente el problema más acuciante en toda implementación fallida de Recuperación de Desastres. Parece mentira, pero empresas que dicen tenerlo todo listo y bajo control, entran en un pánico espantoso en cuanto el Desastre toca a su puerta.

Nadie sabe qué hacer, se les olvida qué herramientas utilizar, no conocen completamente cuando entrar y cuándo salir, etc. Al final entonces sobreviene la búsqueda de los culpables y el resultado final es la no Recuperación del Desastre en los tiempos convenidos y/o necesarios. En este punto el Desastre es total y la empresa puede terminar incluso en la bancarrota.

No deseamos ser fatalistas de manera alguna, pero solo como ejercicio personal imagine que en este momento su Empresa está en plena producción y repentinamente queda sin Centro de Datos. ¿Por cuánto tiempo Usted y su Empresa pueden soportar la interrupción total de su Centro de Datos? Solo como referencia podemos decirle que hay empresas que quedan en bancarrota de manera inmediata, a la semana, al mes o al año. Pero si algo podemos decirle con toda seguridad, es que muy pocas empresas que no se recuperan de un Desastre en los tiempos convenidos y/o necesarios, recuperan su ritmo y su operación habitual.

En conclusión, no solo de productos está conformada una verdadera Estrategia de Recuperación de Desastres. Se requiere de un trabajo muy serio por parte de verdaderos Consultores con Certificación y Experiencia en el tema, así como un apego firme a una Metodología probada y perfectamente documentada. Reiteramos que el factor humano representa un 80% del éxito o fracaso de una Estrategia de Recuperación de Desastres.

¿Cuenta su Empresa con una verdadera Estrategia de Recuperación de Desastres?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Avnet Technology Solutions is an operating group of Avnet Inc.
Copyright © 2012 AVNET Inc. All rights reserved.